martes, 11 de enero de 2011

Diarreas agudas representan el 40% de las enfermedades en niños durante el verano

El Instituto Nacional de Salud del Niño informó hoy que el 40 por ciento de las enfermedades que suelen presentarse en niños y niñas durante el verano son diarreas aguadas producidas por el consumo de alimentos preparados en condiciones de higiene inadecuadas.

Virginia Garaycochea, directora del Área de Medicina del citado nosocomio, indicó que las enfermedades diarréicas agudas (EDA) en niños también son generadas por el contacto de las manos sucias con la boca y la ingesta de comidas recalentadas que pudieron haberse malogrado.

“Estas se presentan, mayormente, en niños menores de cinco años. Y en los menores de dos años se debe tener especial cuidado con la deshidratación, que es muy frecuente durante el verano”, recomendó en diálogo con la Agencia Andina.

Indicó, además, que el mayor número de menores atendidos durante las temporadas de verano por presentar EDA provienen de algunos distritos de la zona norte de Lima, en donde no se cuenta con los servicios de agua potable.

“Hay lugares en donde es muy caro comprar el agua. Y ante la falta de este recurso, las enfermedades virales se presentan y transmiten con más facilidad”, comentó la especialista, al señalar que el hacinamiento también constituye un factor de riesgo para la aparición de las EDA.

Otras enfermedades que suelen aparecer en menor medida en niños son los hongos en la piel producidas por el contacto con aguas de piscinas y playas no saludables, la conjuntivitis y las infecciones respiratorias.

“Algunas padres descuidan a sus hijos en verano pensando que en esta temporada no se presentarán males respiratorios; sin embargo, la gripe y los bronquios también se manifiestan en estos meses”, sostuvo.

Recomiendan total higiene

Uno de los principales hábitos de higiene que se debe practicar para evitar las enfermedades diarréicas, entre otras producidas por los virus y bacterias que circulan por el ambiente, es el lavado constante de las manos.

Según Garaycochea, durante la preparación de los alimentos se debe tener especial cuidado en el lavado de la tabla de picar, pues los mosquitos suelen posarse en este instrumento dejando microbios perjudiciales para la salud.

“Se deben practicar todos los hábitos de higiene posibles. Si se van a visitar las piscinas, uno debe fijarse que cuenten con el certificado de la Dirección General de Salud (Digesa), sugirió Garaycochea.

Estas declaraciones las brindó tras la inauguración de la remodelada Unidad de Cuidados Intensivos del referido nosocomio, que contó con la presencia de su director, Roberto Shimabuku Azato, y del titular del Ministerio de Salud (Minsa), Oscar Ugarte Ubilluz. Fuente: ANDINA

Archivo de Noticias